<<<

Las dos pequeñas lunas marcianas,

Fobos y Deimos, son un auténtico misterio.

Cuando en 1971 los investigadores vieron

las primeras imágenes de Fobos

captadas por la sonda Mariner 9

pensaron inmediatamente

que se trataba de un asteroide capturado.

En realidad, en aquella época nadie había visto un asteroide de cerca —para eso habría que esperar a 1991 cuando la sonda Galileo sobrevoló el asteroide Gaspra camino de Júpiter—, pero su forma irregular semejante a un tubérculo lleno de cráteres era demasiado parecida al arquetipo que los científicos tenían en mente cuando pensaban en el término ‘asteroide’.

<<<

http://danielmarin.naukas.com/

2016/07/08/

las-desaparecidas-lunas-de-barsoom/

>>>