<<<

De un libro de Don Pancracio Celdrán Gomáriz

que os recomiendo:

«Quién fue quién en el mundo clásico:

vidas celebres y anécdotas de la antigüedad griega».

ISBN 9788484609742

<<<

Isócrates ponía particular interés en la formación de políticos incorruptibles, amantes de su patria, que estuvieran dispuestos a sacrificarse por los ideales, y no a sacrificar los ideales de la nación a su interés y conveniencia.

Detestaba a los charlatanes y hombres parleros.

En cierta ocasión se le acercó al filósofo alguien que tenía el deseo de ser alumno suyo; el individuo se acercó al maestro y observando éste que hablaba por los codos y que no daba a los demás la oportunidad de expresar su opinión, le dijo:

«Te acepto, pero con una condición, y es que te cobraré el doble que a los demás».

El aspirante a alumno protestó, haciéndole ver que la actitud de Isócrates era discriminatoria, a lo que el maestro repuso:

«Mira, te cobro más porque contigo voy a tener que trabajar doblemente, primero tendré que enseñarte a callar, y luego tendré que enseñarte a escuchar y a hablar correctamente».

>>>