Aviso de navegantes:

ya sabe usted que
le recomiendo siempre
leer los libros
en su idioma original,
si le es posible.

En este caso debo observar que
los personajes hablan mayormente
la peculiar versión de la lengua inglesa
que usaban los pescadores
de Gloucester, Massachusetts,
en la época.

Kipling la transcribe
más o menos fonéticamente.

En otras palabras,
«Captains Courageous»
no es, digamos, fácil de entender.

Mi sugerencia es que lea usted
una traducción a su lengua materna
antes de emprenderla con el original.

Ya sabe usted que en Inglaterra
-y en los Estados Unidos de la época-
cada clase social tiene su propio acento.

Entenderá usted mucho mejor
las diferencias entre Harvey y los demás
si les «oye» hablar en «versión original».

>>>