[ Plantear correctamente un problema es la mitad de la solución.

En los términos en los que está planteado, el problema del tráfico NO tiene solución. ]

Exactamente esta guerra la tengo yo desde hace años
con los sesudos políticos que administran nuestro territorio insular.

Los trasteros grandes sirven para meter más trastos que en los pequeños, ¿no? Pues esto es lo que hacen aquí. Más asfalto, más rotondas, más aparcamientos… La última ocurrencia es hacer un parking soterrado en La Savina para meter los de los «rentacar», así quedará más espacio para que residentes y turistas puedan ocupar el puerto con más coches. Mientras tanto, cada vez hay más barcos de carga mixta que vomitan cientos de coches en cada viaje. En resumen, en diez años se ha duplicado el tráfico de vehículos en las Pitiusas.

Es un problema cultural, que ya nace en la etapa escolar cuando los padres llevan a los niños al colegio en coche hasta la misma puerta. Basta con darse un paseo por Holanda para ver las manadas de niños de todas las edades saliendo de la escuela y volviendo a casa en bici con y sin adultos, con vías adecuadas para ellos y con preferencia absoluta ante cualquier otro tipo de medio de transporte. Aquí el coche sigue siendo un símbolo fálico y de progreso familiar.

Yo creo que el problema se resolvería el día que el futuro adulto deje de pedir espacio para su coche y lo pida para su bicicleta. De eso viven los políticos, ¿no?

>>>