En algunas ocasiones me han llegado mensajes
preguntándome por el paradero de personas
que he mencionado en el site.

Internet es una red de máquinas,
pero su verdadera utilidad es
la comunicación entre los seres humanos.
Cuando puedo,
hago seguir dichos mensajes a sus destinatarios.
Con eso concluye mi papel en el asunto.

Pero se me ocurre algo más operativo.
Estas páginas pueden servir
para buscar activamente a ciertas personas y
ponerlas en contacto con otras.

El primer beneficiario de la operación seré yo mismo,
que tal vez recupere amistades que perdí por azar.

La vida es un continuo cúmulo de circunstancias y casualidades…

>

Aquí va el primero:

Arán García Pozo quiere saber dónde está Luis Miguel Rebollar Flecha.

>

Y mi propia lista de «buscados» la encabeza

Carlos Rizzi, que está -probablemente- en Uruguay…

>

¿Dónde andarán? Se busca…

>>>