Y ahora, os dejo la parte más interesante de todo este tostón de artículo:

los estupendos estudios del ICCT que han destapado el asunto,

y de los que todo el mundo habla sin habérselos leído.

Fundamental leérselos para tener un conocimiento cabal del alcance del asunto

(y no hacer el payaso, que sólo queda por oír que

cada vez que alguien arranca un TDI muere un gatito).

>>>

Lo lamentable es que estos estudios los tengan que hacer

instituciones privadas sin ánimo de lucro,

con escasos recursos,

mientras que a las bien dotadas agencias públicas

las marcas se la cuelan por donde quieren

(hasta que por intereses políticos conviene soltarle la correa al perro).

>>>

Como acostumbro a decir; de ser accesibles, siempre es preferible acudir a las fuentes, en vez de hablar de oídas:

The International Council of Clean Transportation

>
Octubre 2014: Real-world exhaust emissions from modern diesel cars

>
Septiembre 2015: NOx control technologies for Euro VI diesel passenger cars

>>>

Epítome:
Esto no es ninguna defensa de un grupo industrial en concreto, sino un intento por combatir la sarta de imbecilidades sin fundamento científico que llevo oyendo desde hace un par de días. Yo no me compraría un coche del grupo VAG por otras razones (básicamente, otros fabricantes dan más calidad a un menor coste) pero, desde luego, no dejaría de comprármelo por esta tontería (un AE189 contamina como un EuroV que es y un AE288 como cualquier otro EuroVI).

>>>

Reseña personal:
Lo divertido del asunto es que siempre he tenido mucha manía a Volkswagen, o más bien a sus propietarios, que parece que para ellos no hay otra cosa que valga la pena que sus Golf (estupendo coche el mk.I, magnífico el mk.II e infumables mamotretos los siguientes), sus A3 (objeto de deseo de todo mascachapas poligonero) o sus Transporter (otras que viven de la leyenda de las T1 y T2); el mismo chauvinismo cateto que he tenido que aguantar durante años en el mundo motero con las Honda.

Ahora bien, yo no participo de esta campaña de intoxicación masiva, interesada e hipócrita contra los intereses europeos. Por eso propongo que la autoridad europea de homologación haga desfilar de nuevo todos los modelos por un ciclo normalizado complejo (el WLTC 5.3, por ejemplo, o una variante de éste para que no quepan posibles “especializaciones ad-hoc” para un ciclo en concreto) o, aún mejor, por un ensayo en ruta (hay bagaje matemático para hacer comparables los resultados), a ser posible con coches rodados (mínimo 50.000 kilómetros, con los catalizadores ya envenenados, las EGR atascadas, los asientos de los inyectores desgastados…) y publíquense los resultados, que nos vamos a echar unas risas.

>>>

Artículo completo

https://esmola.wordpress.com/2015/09/22/la-encerrona-a-vw/

>>>