El primer Director General de esa “nueva” Protección Civil fue

Antonio Figueruelo Almazán,

al que yo conocía de su etapa de periodista en el “Noticiero Universal” de Barcelona.

La cosa no llegó a cuajar porque nunca tuvo presupuesto, medios ni organización.