Algunos historiadores dividen el Barroco en tres períodos:

«primitivo» (1580-1630)

«maduro» o «pleno» (1630-1680)

«tardío» (1680-1750)